El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que pedirá 500 millones de dólares a la ONU para repatriar a los migrantes venezolanos que así se lo han solicitado.

«Lo invito, venga a Venezuela, le voy a solicitar que me consiga 500 millones de dólares, para traerme (…) a todos los migrantes que se fueron de Venezuela que quieran regresar, todos quieren regresar», dijo Maduro dirigiéndose al exvicepresidente de Guatemala Eduardo Stein, nombrado representante especial de la ONU para los refugiados y migrantes de Venezuela.

El mandatario dijo que con ese dinero pagará los aviones para el regreso de los migrantes.

«Necesitamos una flota de aviones para traerlos, no me los voy a traer a pie», acotó el presidente, que evalúa si hay condiciones de seguridad para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas a fines de septiembre.

En reunión con su gabinete económico, Maduro aseguró no recordar el nombre de Stein, a quien definió como «una especie de inspector, fiscal, policía de la inmigración venezolana».

Alrededor de 2,3 millones de venezolanos vive en el exterior, de los cuales 1,6 millones han emigrado desde 2015, cuando empeoró la crisis en medio de una hiperinflación que pulveriza los salarios, según la ONU.