El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó la creación de un puente aéreo para garantizar el retorno de los venezolanos que habían emigrado en medio de la severa crisis económica que atraviesa el país y que ahora quieran regresar.

«He ordenado que se active en el plan Vuelta a la Patria un puente aéreo para traer a todos estos venezolanos que se han censado y quieran regresar a su terruño amado», dijo el mandatario.

El jefe de Estado denunció que en países como Colombia, Ecuador, y Perú, a donde han llegado cientos de miles de venezolanos en el último quinquenio, «se está desarrollando una campaña de odio, de persecución, de desprecio xenofóbica contra el pueblo de Venezuela».

«Esta campaña es encabezada por una campaña mundial de declaraciones de voceros del Gobierno de Estados Unidos contra el pueblo de Venezuela, acusándonos de migrar a otros lugares del mundo y creando un escándalo para justificar una política de intervención al país», prosiguió.

Venezuela volvió a negar que exista una emergencia migratoria en Latinoamérica causada por el masivo desplazamiento de sus nacionales, como insisten en advertir varios países de la región, y denunció que estos señalamientos solo buscan «justificar una intervención internacional» en la nación petrolera.