Kelly Klein, una maestra de Minnesota (EE.UU.), no solo está inmersa en el aprendizaje virtual debido a la pandemia, lo está haciendo mientras lucha contra el cáncer de ovario.

“Me diagnosticaron por primera vez hace cinco años y entonces me despedí porque estaba muy enferma (…) extrañaba mucho la enseñanza”, afirmó la maestra.

Ella sigue asistiendo puntualmente todos los días a sus clases virtuales del jardín infantil donde trabaja, incluso durante sus quimioterapias, ya que se negó a tomar una licencia durante su tratamiento.

“Qué mejor manera de pasar cuatro o cinco horas que con niños de cinco años. Hace que el tiempo pase rápido. Me hace sonreír”, dijo.

Vea también: Descartan que los tapabocas sean la «solución milagro» contra el Coronavirus

La maestra, quien tiene dos hijos, dice que quiere mostrar a todos sus estudiantes que incluso con cáncer, las personas pueden prosperar.

“Es muy fácil decir ¿por qué yo? y creo que si no tuviera niños de cinco años para enseñar todos los días, pasaría mucho tiempo pensando en eso (…) me dan fuerza absolutamente “, aseguró Kelly Klein.