El asesinato del presidente Jovenel Moïse, perpetrado el pasado 7 de julio, fue planificado por los supuestos autores del magnicidio en una reunión en un hotel de Santo Domingo, República Dominicana informó este miércoles la Policía de Haití.

El director general de la Policía, Léon Charles, presentó ante la prensa una fotografía de la reunión en la que los supuestos cerebros del magnicidio y los responsables financieros del presunto entramado internacional planificaron la operación.

 

 

El responsable también mostró la red de contactos entre los presuntos implicados y aportó detalles sobre la supuesta red que cuenta con ramificaciones en Estados Unidos y Colombia.

El principal responsable de la trama sería el doctor Christian Emmanuel Sanon, un médico residente en Estados Unidos, completamente desconocido en la política haitiana y que, según la versión de las autoridades, aspiraba a asesinar a Moïse para reemplazarlo en la jefatura del Estado.

 

Le puede interesar: MinTrabajo destaca acuerdo para aumento de sueldos a trabajadores del Estado

La reunión de Santo Domingo

“Todos los elementos que planificaron, ejecutaron el asesinato se reunieron en el hotel de Santo Domingo”, dijo Charles.

En la reunión de Santo Domingo, según la Policía, participaron además de Sanon, otras cinco personas, entre ellas el venezolano Antonio Emmanuel Intriago Valera, director de la empresa CTU Security, sospechosa de contratar a los mercenarios colombianos que habrían perpetrado el ataque.

También estaban en la cita Walter Veintemilla, responsable de la consultora Worldwide Capital Lending Group, señalada como la compañía que financió la operación.

Además estaban el exsenador John Joël Joseph, en busca y captura; el alcalde de Jacmel (sur), Marky Kessa, y James Solages, detenido junto a los mercenarios colombianos y sospechoso de ser el enlace con CTU Security.

 

Vea también: Más denuncias por falsos positivos: acusan a coronel y otros 14 militares

 

Balance de detenidos

Por el momento, 23 personas han sido arrestadas, incluyendo 18 colombianos y cinco haitiano-estadounidenses, mientras que tres colombianos fallecieron en tiroteos con la Policía.

La Policía también ha aplicado medidas cautelares contra 24 agentes y responsables de las unidades de seguridad responsables por proteger a Moïse, cuatro de los cuales están en aislamiento.

 

Conozca más: Primeros empresarios condenados por reventa de boletas de la Selección Colombia

 

Órdenes de búsqueda

La justicia ha emitido cuatro órdenes de búsqueda y captura contra cuatro haitianos más que, según confirmó hoy Charles, están implicados en el caso.

Entre ellos, figura el exsenador John Joël Joseph, sospechoso de ser el tesorero del grupo y de coordinar encuentros con los mercenarios, entre otras tareas, como el alquiler de vehículos y el pago de materiales.

Otro de los implicados es Joseph Felix Badio, exfuncionario de la Unidad Anticorrupción del Gobierno, que es señalado como el coordinador de la operación en el terreno y de la logística.

En concreto, la Policía le acusa de haber alquilado una casa cerca de la casa del presidente, usada en la operación, y de haber falsificado placas de vehículos y de los logotipos de la DEA supuestamente usados por el comando.

 

Lea además: Con Proyecto de Inversión Social se hará un esfuerzo de austeridad sin precedente, afirmó Duque

 

Rodolphe Jaar, condenado en 2015 en Estados Unidos por narcotráfico, también es apuntado como coordinador de la operación y, supuestamente, alojó a los mercenarios tres días antes del asesinato.

El empresario Gordon Phenil Desir, también en búsqueda y captura, está acusado de coordinar encuentros entre los mercenarios y de encargarse del alquiler de vehículos y del pago de materiales.