Una pequeña de 13 años se dirigía junto a su madre rumbo a su escuela, cuando fueron increpadas por un delincuente que le robó el celular a la pequeña y, en el acto, le propinó una puñalada antes de darse a la fuga.

El hecho ocurrió en la localidad de Florencio Varela (Argentina), en el momento en que su madre la acompañaba a tomar el tren para llegar a su instituto, según recopila TN Noticias. Allí, la pequeña se adelantó “unos metros” de su madre y dijo no darse cuenta del momento exacto del ataque.

“Ella iba un poco más adelante, y de repente la vi tirada. Me decía: ‘Mamá, me muero'”, relató la mamá de la víctima, llamada Daisy Castillo, a TN.

La pequeña estuvo internada en un clínica, donde le colocaron puntos quirúrgicos en las heridas sufridas. La menor, por fortuna, se salvó de la muerte y ahora se encuentra en la casa recuperándose.

También puedes leer: EE. UU. tiene un caso confirmado de viruela del mono y cuatro sospechosos

Los hechos ocurrieron, según cuenta Castillo, sobre las 6:45 de la mañana. Dice que el hecho se produjo a pocos metros de la estación del tranvía, cuando escuchó los gritos desaforados de su hija.

“Solo la escuché gritar y pedir ayuda. Después nos ayudó un vecino”, dijo Castillo. “La atendieron, le suturaron la cara, las rodillas. Tiene cortes por todos lados”, reveló la madre de familia.

La mujer cabeza de hogar también reveló que interpusieron una denuncia ante una comisaría local, además de señalar que en el barrio donde ocurrió el hecho es escenario constante de la delincuencia común.

“En el barrio (Villa Argentina) todos los días un vecino cuenta que le robaron. Esto pasa siempre. A mi hija la semana pasada ya le robaron cuando volvía de la escuela. No podemos vivir más así, aseguró Castillo.