Dominik Krankall, un pequeño de 6 años, jugaba en el patio trasero de su casa con otros vecinos el pasado domingo por la tarde, cuando otro menor de 8 años, vecino del pequeño, lo llamó.

Según cuenta Kayla Deegan, hermana de Dominik, el pequeño acosador se metió en un cobertizo y, al llamarlo, este portaba gasolina y encendedores.

“En cuanto bajó las escaleras, el acosador (menor de 8 años) lo llamó por su nombre y lo atrajo hacia la esquina, y en cuestión de segundos volvió a la esquina gritando, diciendo ‘mamá, me han prendido fuego”, contó Deegan para NBC News.

Allí, Deegan continúa su relato afirmando que el otro pequeño “echó gasolina en una pelota de tenis, agarró un encendedor, le prendió y se lo tiró a la cara al hermano. Luego, la pariente señala que el presunto agresor “se alejó de él y lo vio arder”.

También puedes leer: Dan 68 años de prisión a responsables del asesinato de estudiantes colombianos en México

NBC News documenta que la víctima fue remitida al Hospital de Bridgeport. La Policía de Connecticut (Estados Unidos), lugar del hecho, señala que está investigando los informes preliminares de cuatro niños que fueron vistos jugando con gasolina y prendiendo fuego a objetos en esa misma zona.

Finalmente, Deegan concluye su versión indicando que no es la primera vez que su hermano termina en el hospital por culpa del niño acosador.

“Hace dos meses, bajo la supervisión de la madre del acosador, éste fue empujado contra la pared y cayó al suelo. Y de nuevo, la madre se niega a admitir que su hijo lo hizo”, acusa la hermana.