Argentina registró este martes 35.543 nuevos casos de COVID-19 y 745 muertes, un récord absoluto desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, en momentos en que el gobierno evalúa reforzar las restricciones sanitarias para evitar el colapso del sistema de salud.

En total, Argentina suma 3.371.508 casos de COVID-19 con 71.771 muertes, sobre una población de 45 millones de habitantes.

“No bajemos los brazos, sabemos que estamos en un tiempo difícil”, dijo este martes el presidente Alberto Fernández durante un acto público al mencionar los registros de casos.

Publicidad

Fernández anunció que se acelerará el plan de vacunación en marcha por el que han sido vacunadas 8,1 millones de personas (17,9 % de la población).

 

Le puede interesar: Oficial: Los convocados de la Selección Colombia para enfrentar a Perú y Argentina

 

“Están llegando vacunas, vamos a acelerar el proceso de vacunación, pero también hace falta nuestra conciencia”, dijo Fernández al mencionar que “no hay otra forma de preservarnos que estando lejos del otro, evitar el transporte, la circulación”.

En el país circula la cepa de Manaos, la de Río de Janeiro y la del Reino Unido. Hace dos semanas se detectó en viajeros que llegaron a Buenos Aires las variantes de la India y de Sudáfrica.

Hasta el lunes, Argentina figuraba en número total de casos en el puesto 11 en el mundo, y en cantidad de fallecidos en el 14, según un recuento de AFP en base a estadísticas oficiales. Si se calcula por cada millón de habitantes, ocupaba la posición 34 en el mundo en cuanto a contagios y la 25 en muertes.

 

Vea también: 150 familias damnificadas por desbordamiento de río Cauca

La ocupación de la terapia intensiva alcanza a 72,2 % en el país y se eleva a 76,2% en la ciudad de Buenos Aires y su periferia, donde más se concentran las infecciones.

Para evitar el colapso, el Gobierno ha impuesto restricciones a las actividades nocturnas y a las clases presenciales en las zonas donde más rápido se esparcen los contagios.

Aunque el presidente de centro-izquierda Alberto Fernández ordenó suspender las clases en la ciudad de Buenos Aires hace un mes, la medida fue rechazada por la Alcaldía de oposición que recurrió a la justicia y obtuvo el respaldo de la Corte Suprema.