En una reunión parlamentaria, la canciller alemana, Angela Merkel aseguró que el país “enfrenta un desafío que jamás había tenido”. Hasta este martes, se han detectado 1457 personas infectadas con coronavirus en este país y dos de ellas han fallecido. 

Por lo que la canciller entregó un sombrío pronóstico sobre el COVID-19, anunciando que hasta un “60 o 70% de los alemanes se infectarán”, según el diario alemán Bild.

En días anteriores, el ministro federal de Asuntos Especiales, Helge Braun había señalado que muchos eventos tendrían que ser cancelados para prevenir la propagación del virus. 

El ministro de Salud de Alemania confirmó el análisis. “Debemos esperar hasta el 60 o 70 por ciento de la población infectada, si no es posible desarrollar y utilizar una vacuna preventiva», informó el diario alemán.