Al menos 1.612.297 personas han muerto por COVID-19 en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP este lunes.

Desde el comienzo de la epidemia más de 72.166.120 personas contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 46.576.400 se recuperaron, según las autoridades.

El domingo se registraron en el mundo 7.316 nuevas muertes y 528.960 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Estados Unidos con 1.396, Italia (484) y Rusia (450).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 299.191 con 16.257.366 contagios. Las autoridades consideran que 6.298.082 personas sanaron.

Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil, con 181.402 muertos y 6.901.952 casos, India, con 143.355 muertos (9.884.100 casos), México, con 113.953 muertos (1.250.044 casos) e Italia, con 64.520 muertos (1.843.712 casos).

Publicidad

Entre los países más golpeados, Bélgica registra la mayor tasa de mortalidad, con 155 decesos por cada 100.000 habitantes, seguido de Perú (111), Italia (107) y España (102).

El lunes a las 10H00 GMT y desde el comienzo de la epidemia, Europa sumaba 480.650 fallecidos (22.228.392 contagios), América Latina y el Caribe 471.393 (14.049.321).

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud.