Los 19 niños y 2 maestras muertos en un tiroteo el martes en Uvalde (Texas, Estados Unidos) se encontraban en una misma clase, en la que se atrincheró el atacante y disparó indiscriminadamente contra los presentes, informó este miércoles la Policía.

La tragedia provocó el reclamo de un furioso presidente Joe Biden de “enfrentar el lobby de las armas” en su país.

El ataque en Uvalde, Texas, una pequeña localidad a una hora de la frontera con México, es el último de una ola de tiroteos en Estados Unidos, donde el horror por la violencia armada no ha logrado impulsar suficientes acciones para ponerle fin.

En contexto: Tiroteo en una escuela en Texas: sigue en ascenso número de fallecidos

“¿Cuándo, por el amor de Dios, nos vamos a enfrentar al lobby de las armas?”, dijo el presidente Biden, visiblemente emocionado, al dirigirse a la nación desde la Casa Blanca.

“Estoy asqueado y cansado. Tenemos que dejarle claro a todos los funcionarios electos de este país: es hora de actuar”, agregó el mandatario de 79 años, que fue informado de la tragedia en el Air Force One, al regresar de una gira diplomática por Asia.

Le puede interesar: INS descarta caso sospechoso de viruela del mono en Colombia

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, dijo en conferencia de prensa que el sospechoso, a quien identificó como Salvador Ramos, un residente local y ciudadano estadounidense, también estaba muerto y agregó que “se cree que los oficiales que respondieron (al incidente) lo mataron”.

“Disparó y mató, de una manera atroz y sin sentido”, dijo Abbott.

Responsables del Departamento de Seguridad Pública de Texas indicaron a CNN que el joven armado le habría disparado a su abuela antes de dirigirse a la escuela primaria Robb alrededor del mediodía, donde abandonó su vehículo y entró con una pistola, un rifle y con chaleco antibalas

Más de una docena de niños heridos

El agresor mató a 19 niños y dos maestros antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad que llegaron al lugar.

“Hay 19 niños que fueron asesinados por este malvado hombre armado, así como dos maestros de esta escuela”, dijo el vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, a NBC News.

Conozca más: ¿La predijo?: la advertencia que había hecho Bill Gates sobre la viruela

Más de una docena de niños resultaron heridos en el ataque en una escuela donde estudian más de 500 alumnos, casi el 90% de ellos hispanos procedentes de familias de recursos económicos modestos.

El Memorial Hospital de Uvalde afirmó en Facebook que recibió 13 niños, mientras que el hospital University Health de San Antonio indicó en Twitter que una mujer de 66 años y una niña de 10 años ingresaron en condición crítica, así como dos niñas más de 9 y 10 años.

Lea también: Ministro de Justicia asegura que no hay vicios en el proyecto de ley para la justicia virtual

Al menos un agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense que respondió al incidente fue herido en un tiroteo con el agresor, informó en Twitter la vocera del Departamento de Seguridad Nacional, Marsha Espinosa.

Imágenes del lugar mostraban a pequeños grupos de niños zigzagueando entre autos y autobuses estacionados, algunos tomados de la mano, mientras salían bajo escolta policial de la escuela, que tiene alumnos de entre siete y 10 años.

Podría leer: Tirador en escuela de Texas hizo publicaciones en Instagram minutos antes de los hechos

El tiroteo fue el más mortífero desde el de Sandy Hook en Connecticut en 2012, en el que murieron 20 niños y seis adultos.

La Casa Blanca ordenó banderas a media asta por las víctimas, cuyas muertes provocaron una ola de conmoción.

Lea más: Asesinan a disparos a Jaime Restrepo, destacado ciclista juvenil, en Antioquia: fue campeón panamericano

El papa Francisco dijo este miércoles que tenía “el corazón roto” y afirmó que es hora de decir ‘basta’ al tráfico incontrolado de armas”.

El gobierno de México condenó “enérgicamente” este acto de violencia y ofreció “apoyo consular a las personas mexicanas que así lo requieran”, y el presidente ucraniano Volodimir Zelenski aseguró que es “terrible que haya víctimas de tiradores en tiempos de paz”.