Una joven de 18 años de edad, fue detenida este viernes luego de que las autoridades encontraran los cuerpos de su mamá y tío muertos al interior de su vivienda.

El hecho ocurrió en una ciudad de México cuando el pasado 6 de agosto, los vecinos llamaron al 911 luego de escuchar golpes al interior del departamento donde vivía la joven junto a su mamá su tío y un perro de raza pitbull. Sin embargo, cuando llegó la Policía al lugar, nadie les abrió la puerta.

Lea más: Vicepresidenta Francia dice que esta semana se radicará creación del Ministerio de Igualdad

Una semana después de la primera llamada, los vecinos volvieron a pedir ayuda a las autoridades debido a un olor desagradable que provenía del apartamento, por lo cual, Bomberos y policías intentaron ingresar al lugar, pero la joven lo impidió utilizando a su perro.

No obstante, el pitbull fue controlado por elementos de la Brigada de Vigilancia Animal (BVA). Posteriormente, las autoridades lograron ingresar al inmueble y descubrieron el cuerpo de su madre y tío, quienes presentaban golpes y mordidas de perro.

Lea más: Disidencias ‘Jaime Martínez’ habrían atacado a civiles en zona rural de Dagua, Valle del Cauca

Según las autoridades, la joven de 18 años habría permanecido con los cuerpos de sus familiares muertos por varios días. De esta manera, la mujer fue detenida y puesta a disposición por el Ministerio Público.

De acuerdo con testimonios, la joven y su tío solían ir al mercado de Mixcoac en Benito Juárez y, con un parlante, se ponían a cantar. Además, testigos aseguran que ambos tenían un comportamiento evasivo hacia quienes se les acercaban.

Le recomendamos leer: “La comisión de masacres afectará la hoja de vida de los mandos”: Petro envía mensaje a las fuerzas militares

Hasta el momento, las autoridades le realizarán estudios psicológicos a la joven por las condiciones en las que fue encontrada y con base en los resultados, se le dictaminará su responsabilidad en el crimen.

Los testigos que conocían a la joven, en la Unidad Alfonso XII de la alcaldía Álvaro Obregón (Mexico), la describieron como una persona conflictiva, que solía comportarse de manera irracional y errática.

Asimismo, indicaron que antes había sido denunciada por haber matado a dos perros en los jardines del conjunto habitacional.