La popular cadena de restaurantes McDonald’s dijo este lunes que inició un proceso para vender su negocio en Rusia después de 30 años de operar en el país, como consecuencia de la invasión a Ucrania por parte de Rusia.

En marzo, McDonald’s cerró todos sus 850 restaurantes en el ‘gigante europeo’, incluida su icónica ubicación en Pushkin Square (Moscú), diciendo que emplea a 62.000 personas. Pese a los cierres, la empresa continuó pagando salarios a su personal allí disponible.

La compañía de hamburguesas dice que pretende buscar a un comprador ruso que contrate a sus empleados, les pague hasta que se cierre la venta y les garantice un empleo a futuro. Sin embargo, todavía no se ha encontrado al adquiriente.

También puedes leer: Misa por víctimas de masacre de Búfalo se convierte en grito contra racismo

McDonald’s dijo que planea comenzar a eliminar los arcos dorados y otros símbolos y letreros con su nombre en toda Rusia.

“La crisis humanitaria causada por la guerra en Ucrania y el precipitante entorno operativo impredecible han llevado a McDonald’s a concluir que la propiedad continua del negocio en Rusia ya no es sostenible, ni es consistente con los valores de McDonald’s“, anunció Mc’Donalds Corp en un comunicado.