Un médico en Reino Unido fue eliminado del registro profesional tras descubrirse que marcaba los hígados de los pacientes con sus iniciales.

Los incidentes habrían ocurrido en febrero y agosto de 2013, cuando Simon Bramhall usó un dispositivo quirúrgico para escribir sus iniciales en hígados trasplantados al final de dos cirugías.

Las iniciales de 1,6 pulgadas las descubrió otro médico cuando revisó un órgano trasplantado por Bramhall falló, según informó el portal de noticias BBC News.

Lo más visto: La aterradora historia de una madre que asesinó a sus tres pequeños hijos porque estaban “dañados”

El medicó afirmó que “tontamente hizo una marca en el hígado adyacente” y admitió que hizo acciones “estúpidas y completamente equivocadas”.

Por su parte, la defensa del medicó argumentó que la “aptitud para ejercer” del exmédico “no se vio afectada” y “que este caso nunca se trató de sus habilidades quirúrgicas; más bien se trataba de la falta de respeto de Bramhall por la dignidad de los pacientes”.

Le puede interesar: ‘Otoniel’ acudirá a tribunales internacionales tras declaraciones del presidente Duque

Durante una audiencia las autoridades afirmaron que, “no se causó ningún daño físico duradero a ninguno de los pacientes, pero que las acciones de Bramhall habían causado a uno de ellos daño emocional significativo”.

Por lo anterior, decidieron que sacarlo del registro médico era el castigo apropiado y, aunque brindó atención que salvó vidas, todavía estaba en “grave violación de la dignidad y autonomía de sus pacientes”.