La prensa de Pakistán dio a conocer que un joven de 14 años confesó asesinar a su madre y a sus tres hermanos (un hombre y dos mujeres), luego de perder una partida de un videojuego.

Zain Alí empezó a reportar problemas psicológicos y mentales por cuenta de su adicción a las consolas. Familiares de Alí reportan que el chico es fanático del videojuego PlayerUnKnown’s Battlegrounds (PUBG).

Este popular juego electrónico consiste en realizar ‘combates a muerte online’, donde pueden participar hasta 100 usuarios de distintos países en el mundo.

Conozca más: Cocaína adulterada deja al menos 20 muertos y 70 hospitalizados en Argentina

‘Videojuego trasladado a la realidad’

Una noche, Zain Alí no logró pasar un nivel del videojuego multijugador, acto seguido, el joven fue en busca de un arma que había en su casa y disparó a quemarropa contra su madre, Nahid Mubarak, de 45 años. 

Posteriormente, desenfundó su arma contra su hermana Mahnoor Fátima, de 14 años, quien había salido de su habitación tras oír el primer disparo. El mismo tiro mortal perpetró contra Jannat, su otra hermana de 10 años, y luego a su hermano mayor, Taimur, de 22.

Informes judiciales indican que Zain, luego de cometer el múltiple homicidio, salió de casa con la intención de deshacerse de la pistola,  arrojándola por un desagüe.

También puedes leer: La OMS cree que Europa está en situación “única” para controlar la pandemia

Luego, el joven llegó a la casa y disimuló ‘dormir un poco’, fingiendo que no había ninguna evidencia del crimen en su contra, según versiones recogidas por el medio ‘Dawn’.

Autoridades de la ciudad de Lahore reportaron que la primera versión del joven daba cuenta que ‘no sabía como ocurrió el crimen‘, puesto que Zain ‘se encontraba en el primer piso de su casa mientras ‘dormía’ y su familia, ya muerta, en el segundo’.

Esta versión se desmintió días después, luego de que las autoridades encontraran manchas de sangre en la ropa de Zain Alí. El joven confesó asesinar a su familia, y fue arrestado.

“Luego de confesar haber matado a su familia en un ataque de ira y que creía que volverían a estar vivos una vez que completara su misión (…) Ha desarrollado algunos problemas psicológicos debido a que pasa muchas horas del día jugando en línea”, notificó la Policía local.