La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió nuevas recomendaciones sobre el uso de tapabocas en los niños durante la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con la organización, los más pequeños son menos susceptibles al COVID-19 y existen menos probabilidades de que se conviertan en transmisores.

La OMS no recomienda el uso de tapabocas en niños menores de cinco años, mientras que en aquellos de seis a once años se debe decidir teniendo en cuenta distintos factores (transmisión del virus en la comunidad, capacidad de los niños para poder llevar la mascarilla, entorno social y cultural, etc.)

En los niños de más de 12 años se aplicarán las mismas recomendaciones que en los adultos, concluye la OMS.

Vea también: Más de 45 mil policías reforzarán plan de seguridad y movilidad en Navidad y fin de año

Sobre los tapabocas de tela, la organización recomienda que estén elaboradas con tres capas: una exterior impermeable, una interior que permita el paso de la humedad, y una intermedia filtrante.

En estas mascarillas, insiste la OMS, no son recomendables las válvulas, ya que anulan la filtración y por ello «son inservibles para el control».

Publicidad

Por otra parte, la OMS sigue recomendando a todo el personal sanitario el uso de mascarillas médicas (las habituales en quirófanos, por ejemplo) en zonas con menor riesgo de contagio aéreo (por aerosoles) y las de mayor protección (N95, FFP2, FFP3) en zonas de mayor riesgo, por ejemplo áreas de atención a pacientes con COVID-19.

Para el público general, en zonas de transmisión comunitaria del coronavirus, la OMS recomienda el uso de mascarillas no médicas (por ejemplo, las de tela) en zonas interiores tales como tiendas, oficinas o escuelas, si no se puede garantizar una distancia física de al menos un metro entre los presentes.

Las mascarillas médicas son principalmente recomendadas para grupos de riesgo tales como ancianos y personas con enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, diabetes o problemas cardiovasculares, en contextos donde no puede garantizarse la distancia física de al menos un metro.

También se recomienda el uso en todo momento de mascarillas médicas en cuidadores y otras personas que comparten espacio con pacientes de COVID-19 sospechosos o confirmados.