La superficie de Mercurio podría estar cubierta de millones de diamantes debido a los impactos de meteoritos durante millones de años.

Así lo afirma un nuevo estudio elaborado por el científico planetario Kevin Cannon, de la Escuela de Minas de Colorado, EE.UU., sugiere que el suelo de Mercurio, que está compuesto por una capa de grafito, podría estar llena de diamantes por los impactos de los meteoritos.

Cannon expuso los resultados de su investigación que indica que los impactos de los meteoritos transformaron aproximadamente un tercio de la corteza del planeta en un gran depósito de diamantes, superando 16 veces las reservas estimadas en el planeta Tierra.

La investigación del científico arrojó que la formación de esos diamantes se produjo porque  el suelo fue sometido a presiones y temperaturas muy altas provocadas por el impacto de los meteoritos.

Cannon desarrolló modelos computacionales para simular 4.500 millones de años de impactos sobre el suelo de Mercurio, con lo que demostró que 300 metros de la capa de grafito pudo generar alrededor de 16 cuatrillones de toneladas de diamantes.