La dirección del Partido Socialdemócrata Alemán dio su visto bueno con una amplia mayoría al preacuerdo alcanzado con el bloque conservador de la canciller, Angela Merkel, para negociar una futura gran coalición de gobierno.

Según informó el partido, de los más de cuarenta miembros de la junta directiva, tan sólo seis votaron en contra del documento final, consensuado tras una última reunión de 24 horas.

El documento, de una treintena de páginas, debe recibir ahora el visto bueno del partido en un congreso extraordinario, convocado para el 21 de enero, antes de que conservadores y socialdemócratas puedan iniciar las negociaciones formales para suscribir un programa de gobierno.

La dirección socialdemócrata ratificó que los resultados de esa segunda fase de las negociaciones se someterán al voto vinculante de los militantes.

Schulz calificó hoy de «excelentes» los compromisos del preacuerdo con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y con su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU) y tiene ahora por delante la tarea de convencer a los militantes de su partido de la conveniencia de apoyarlo.