La canciller alemana, Angela Merkel, recibe a la primera ministra británica, Theresa May, quien busca el apoyo de Berlín ante las dificultades que afronta para que su Parlamento respalde el acuerdo del Brexit que su Ejecutivo pactó con Bruselas.

El encuentro es la segunda etapa de la ronda exprés que emprendió hoy la británica, que se reunió primero en La Haya con su homólogo holandés, Mark Rutte y prevé entrevistarse después con los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea (CE), Donald Tusk y Jean-Claude Juncker.

Merkel no se ha pronunciado al respecto tras el revés de May en el Parlamento británico, pero su ministro de Exteriores, Heiko Maas, aseguró ayer que su país quiere «un Brexit ordenado» y subrayó que «el acuerdo actual aporta una sólida base para la salida de Reino Unido de la UE».

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, aseguró que el acuerdo del Brexit entre Bruselas y Londres «no se renegociará», aunque agregó que la UE no dejará «sola» a Irlanda.

«Veré a May esta noche. El acuerdo que acordamos el 25 de noviembre es el mejor posible y el único posible. No hay espacio para renegociar, pero sí para una mayor clarificación e interpretación sin abrir de nuevo el pacto», dijo en el pleno de la Eurocámara.