Miles de personas volvieron a salir a las calles en toda Francia este sábado para protestar contra el pasaporte sanitario impuesto por el gobierno de Emmanuel Macron. En la capital, París, miles marcharon desde la Torre Eiffel hasta Los Inválidos al grito de “¡Libertad!”.

Cada sábado, desde julio, protestan en Francia cientos de miles de personas de colectivos diversos, como los “chalecos amarillos”, militantes antivacunas, los que apoyan teorías de conspiración y opositores al gobierno del presidente Macron contra el certificado o pase sanitario, que es obligatorio en bares, restaurantes, transportes de larga distancia e incluso hospitales.

 

Lea también: Atentado con explosivo contra fuerza pública deja cinco heridos en Arauca

 

Este documento consiste en un certificado de vacunación completo, un test negativo de coronavirus de menos de 72 horas o un certificado de recuperación de menos de seis meses.

En el recorrido de la marcha, algunos manifestantes abuchearon a los clientes de bares y restaurantes, según un periodista de la AFP.

 

Le puede interesar: El niño afgano de la camiseta de plástico de Leo Messi envió angustioso mensaje por temor a los talibanes

 

Miles de manifestantes marcharon también en Marsella (sureste), la segunda ciudad del país, la mayoría sin tapabocas y ondeando la bandera francesa. “No a la discriminación. No a la intimidación: libertad”, rezaba una pancarta.

Según una encuesta de la consultora Odoxa Backbone, el 67% de los franceses aprueban el pase sanitario que el presidente Emmanuel Macron no descarta prolongar más allá del 15 de noviembre.

 

Mire también: Biden ordena desclasificar documentos de la investigación sobre el 11-S

 

La epidemia de covid-19 ya ha provocado más de 115.000 muertes en Francia. Con el inicio del curso escolar y el regreso al trabajo tras las vacaciones de verano, los médicos se preparan a un posible aumento de los contagios, que alcanza actualmente una media de 17.000 diarios.