La familia del presidente peruano, Pedro Castillo, continúa en el ojo del huracán. En las últimas horas se conoció que Lilia Paredes, primera dama del Perú, sería la coordinadora de una presunta organización criminal liderada el presidente Pedro Castillo, según conoció CNN.

El documento que obtuvo el medio de comunicación dejaría en evidencia los argumentos contra la esposa del presidente que sostiene que dicha organización fue creada con el fin de hacer “licitaciones públicas fraudulentas” para quedarse con el dinero de los contratos, y que la primera dama sería una de las coordinadoras del “proyecto criminal”.

Lea también: ¿Por qué una casa en Providencia vale $600 millones?, cuestiona el presidente Petro reconstrucción de la isla

Por su parte, el presidente de Perú, Pedro Castillo, dijo el pasado domingo que quieren llevarse y engrilletar a su esposa quien fue interrogada como testigo en una investigación preliminar de la Fiscalía de una presunta red de corrupción en julio.

“Sé que se van a llevar a mi esposa, quieren engrilletarla y quieren engrilletar también al resto de mi familia. Quieren quebrarme, no saben que nosotros venimos desde la adversidad, venimos de abajo, del sufrimiento”, declaró Castillo en un acto en Andahuaylas, ciudad en el sur de los Andes.

Lea más: El papa Francisco, “preocupado” por detención de obispo en Nicaragua

La primera dama tiene una investigación abierta por la Fiscalía de la Nación por un presunto plagio de la tesis que elaboró junto a Castillo para obtener el título de su maestría.

Paredes también declaró en el Ministerio Público el pasado 8 de julio como testigo, en el marco de un posible caso de corrupción relacionado con una presunta red criminal en el Ministerio de Vivienda, en la que supuestamente está implicada su hermana menor, Yenifer Paredes.

“Resistiré hasta que el pueblo me diga que resista y por eso compañeros no nos van a quebrar”, reiteró el mandatario este domingo, tras haber repetido esta idea durante las últimas semanas en sus apariciones públicas.

Castillo también denunció que existen dirigentes que se hacen pasar por gente del pueblo, pero que “vienen y se van”, pidió a la ciudadanía ayudar a sancionarlas, y aseguró que no se ha dado ningún espacio a estas personas en el Ejecutivo, ni en su nombre ni el de su familia.

El viernes pasado Castillo también se refirió a las “arremetidas” contra su familia, y aseguró que su esposa responderá a las investigaciones que el Ministerio Público abrió contra ella.

“Seguro se quieren montar una solicitud de impedimento de salida del país a mi esposa. Yo debo decirles que ella está dispuesta en las próximas horas a entregar su propio pasaporte para demostrar que ella no va a salir en ningún momento del país, y tiene que someterse, no solo a la Justicia, sino que demostrar su inocencia”, indicó el presidente en un evento en el Palacio de Gobierno.

La cuñada de Castillo, criada como una hija por la pareja presidencial, se entregó al Ministerio Público el 10 de agosto, donde permanece retenida desde hace 10 días, cuando esta institución pidió su detención preliminar, dentro de las investigaciones por la citada presunta red criminal de corrupción en la que estaría implicada.