Este lunes, la revista Nature Climate Change publicó un estudio en el que afirma que el cambio climático y el aumento del nivel de los océanos podrían hacer desaparecer la mitad de las playas de arena en el mundo de aquí a 2100.

Aunque la humanidad logre reducir de manera eficaz las emisiones de gases de efecto invernadero, que son las responsables del calentamiento global, más de un tercio de los litorales arenosos se encuentran amenazados, aseguran.

Su desaparición tendría un gran impacto y debemos prepararnos, advirtió Michalis Vousdoukas, el investigador que dirigió el estudio.

«Además del turismo, las playas de arena constituyen a menudo el primer mecanismo de protección contra las tormentas e inundaciones y sin estas, los impactos de los fenómenos climáticos extremos serían probablemente mucho más fuertes», asegura Vousdoukas, investigador en el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea.

Las playas de arena ocupan más de un tercio de los litorales marítimos del mundo y, a menudo, se encuentran en regiones densamente pobladas.

Australia podría ser el país más afectado, con sus casi 15.000 km de playas arenosas borradas del mapa dentro de 80 años, por delante de Canadá, Chile y Estados Unidos.

En el peor de estos casos, el 49,5% de las playas de arena desaparecerían, o sea, aproximadamente 132.000 km de costas. En el otro, alrededor de 95.000 km se verían afectados.

Publicidad

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático estimó en un informe publicado en septiembre pasado, que los océanos podrían elevarse en 50 cm para 2100 en el mejor de los casos, y 84 cm en el peor.