La compañía estadounidense de biotecnología Moderna informó el lunes de que estudios de laboratorio han demostrado que su vacuna contra el COVID-19 protege contra las variantes del coronavirus identificadas en Reino Unido y Sudáfrica.

«Estamos animados por estos nuevos datos que refuerzan nuestra confianza en que la vacuna Moderna COVID-19 debería proteger contra estas variantes recién detectadas», dijo Stephane Bancel, director ejecutivo de la farmacéutica.

A pesar de estos datos y por precaución, la compañía trabajará para desarrollar una dosis adicional con el objetivo de aumentar aún más la protección contra estas variantes.

Los científicos temen sobre la eficacia que las vacunas desarrolladas puedan tener en la mutación surgida en Sudáfrica.

«Estamos avanzando en laboratorios en una variante candidata de refuerzo emergente contra la variante identificada por primera vez en la República de Sudáfrica», indicó.

Publicidad

Para estudiar el impacto de la vacuna existente, llamada mRNA-1273, Moderna tomó muestras de sangre de ocho personas que habían recibido dos dosis de la vacuna y dos primates que también habían sido inmunizados.

En el caso de la variante B.1.1.7, identificada por primera vez en el Reino Unido, no hubo impacto en el nivel de anticuerpos neutralizantes.

Sin embargo, para la variante sudafricana, la B.1.351, hubo una reducción hasta la sexta parte en el nivel de anticuerpos neutralizantes.