Una monja de 80 años desvió más de 800 mil dólares destinados para obras en una escuela católica para gastarlos en apuestas.

La mujer fue condenada a un año de prisión en el estado de California, en Estados Unidos.

La religiosa, Mary Margaret Kreuper, hizo sus votos religiosos hace 60 años, sin embargo, mientras estuvo al frente de un centro católico de primaria en Los Ángeles logró desviar 835 mil dólares de los fondos para irse a Las Vegas a apostar.

Además, Kreuper utilizó parte de los recursos desviados para pagar viajes a lujosos hoteles, en California y Nevada en donde se acostumbra a esquiar durante el invierno.

Ante el tribunal, la mujer declaró que era consciente de su delito.

“Sé que he pecado, que he violado la ley, no hay disculpas”, así lo informó Los Ángeles Time.

Y agregó que los hechos iban en contra de los votos que hizo cuando tenía 20 años  y “los mandamientos, la ley, y contra toda la confianza sagrada” que depositaron en ella los directivos de la institución.

El dinero desviado fue depositado en varias cuentas secretas que controlaba la monja e intentó ocultar documentos que la incriminaban, según el expediente judicial.

El medio estadounidense, Los Ángeles Times informó que la anciana argumentó que los padres de los estudiantes recibían mejores salarios que las religiosas y por esto pensó que merecía un aumento.

El abogado defensor pidió que la monja cumpliera su condena en el convento en el que estaba desde que los crímenes fueron expuesto en 2018.