Cerca de 72 mil televisores y Chromecast, un dispositivo de trasmisión de contenido multimedia creado por Google, fueron hackeados por un grupo de piratas informáticos que querían concienciar a los usuarios sobre el peligro que representa tener información personal guardada en aparatos que están conectados a Internet.

El movimiento #CastHack, advierte a los cibernautas que su información está expuesta, y los invita a ingresar a un sitio web para resolver el problema, aunque también usa sus alianzas publicitarias y sugiere suscribirse al canal de un popular youtuber conocido como PewDiePie, un reconocido comediante sueco.

Con este hackeo masivo, este grupo de piratas informáticos quiere que los usuarios protejan su información personal, para así evitar que sean blancos de ciberataques.