Una rata detectora de minas –condecorada por su valentía en Camboya por ayudar a salvar vidas– murió, anunció la ONG que la adiestró.

Magawa, una rata africana gigante originaria de Tanzania, ayudó a limpiar cerca de 225.000 m2 de tierra, equivalentes a 42 campos de fútbol, durante sus cinco años de carrera.

Te puede interesar: Desgarrador mensaje del padre del niño que se ahogó en el río Chicamocha

Tras detectar más de 100 minas y otros explosivos, el roedor se retiró en junio.

Magawa murió “pacíficamente” el fin de semana pasado a la edad de ocho años, indicó la ONG belga APOPO en un comunicado.

Foto: AFP

“Todos en APOPO sentimos la pérdida de Magawa y estamos agradecidos por el increíble trabajo que realizó”, destacó el grupo.

APOPO dijo que Magawa estaba sana, y pasó la mayor parte del fin de semana jugando con su entusiasmo habitual, pero que había comenzado a dar signos de cansancio el domingo “tomando más siestas y con menos apetito”.

Mira también: La Corte Constitucional estudia una tutela que cuestiona el modelo de educación virtual

Activa en Asia y África, la ONG belga había formado a Magawa premiándola con sus alimentos favoritos: plátanos y cacahuetes.

Le habían enseñado a rascar la tierra para señalar a los humanos la presencia del TNT contenido en los explosivos.

Esta técnica permite trabajar mucho más rápido que con un detector de metales pues evita confundir minas con chatarra.