Al menos 40 civiles murieron y 118 resultaron heridos en las últimas 24 horas en la ciudad afgana de Lashkargah, capital de la provincia meridional de Helmand, durante los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los talibanes.

Los intensos choques entre los insurgentes y las fuerzas de seguridad afganas, que se han prolongado por días, ha puesto la capital provincial bajo alerta, y el Ejército afgano pidió la evacuación de la ciudad de civiles para acometer una operación de despeje por las fuerzas de élite.

 

Le puede interesar: Detienen a un hombre de 24 años que llevó a su “pareja” de 12 a un hospital para dar a luz

 

La situación de los civiles en Lashkargah es “una preocupación cada vez mayor a medida que empeoran los combates”, dijo este martes la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) en una serie de mensajes en Twitter.

“Los informes más recientes indican que 118 civiles resultaron heridos y 40 murieron en las últimas 24 horas mientras los talibanes continúan el asalto terrestre y el ejército afgano intenta repelerlo”, indicó.

La ONU pidió una vez más “poner fin de inmediato a los combates en las zonas urbanas”, áreas donde “los civiles son los más afectados”, dijo refiriéndose a los combates que tienen lugar actualmente en las capitales provinciales de Kandahar, Lashkargah y Herat.

Los talibanes han capturaron casi todos los distritos de las provincias meridionales de Kandahar y Helmand, y de la occidental Herat, y han combatido durante días contra las fuerzas de seguridad por el control de sus capitales.

 

Vea también: “Decisión histórica”: FMI aprueba oficialmente aumentar su capacidad de préstamo

 

La UNAMA se refirió no solo a los daños que causa la ofensiva terrestre de los talibanes, si no también a los ataques aéreos del Ejército, que afectan también a los civiles.

“Tenemos una profunda preocupación por los disparos indiscriminados, los daños causados a la ocupación de las instalaciones sanitarias y los hogares de civiles. Las partes deben hacer más para proteger a los civiles o el impacto será catastrófico”, dijo.