Los hechos en donde una mujer de 75 años falleció tras explotarle una botella de gel hidroalcohólico ocurrieron en diciembre de 2020 en Manresa, España.

La mujer habría tenido la botella muy cerca de una fuente de calor ubicada en su cocina, lo cual causó que la temperatura de la botella aumentará, hasta que la misma explotó.

Vea también: OMS advierte de que personas vacunadas contra COVID-19 pueden contagiar a otras

Publicidad

La mujer sufrió quemaduras de segundo y tercer grado, de las que lastimosamente no se pudo recuperar.

Su marido de 76 años también sufrió algunas heridas, aunque de menor gravedad, al intentar ayudar a su esposa.