Italia es uno de los países con mayor número de personas contagiadas por COVID-19, pero Alma Clara Corsini, una anciana de 95 años, se ha convertido en un símbolo de esperanza para quienes luchan contra esta enfermedad, pues ha logrado superarla.

Medios locales aseguraron que la anciana había ingresado al hospital Pavullo el 5 de marzo con los síntomas de coronavirus; ahora, una publicación en redes sociales de Corsini, junto a todo el equipo médico, informando que se encuentra estable y libre de la enfermedad, le ha dado la vuelta al mundo.

El vicepresidente del Parlamento Europeo, Fabio Massimo Castaldo envió un mensaje de felicitación y agradeció a los médicos que hicieron su labor.

Alma Clara fue dada de alta tras presentar un buen estado de salud y pudo regresar a la casa de ancianos San Giuseppe en Fanano, donde vive.