La protagonista de esta historia es Michelle Van Schouwen, quien es la dueña de Jasper, un perrito que estuvo a punto de morir al ser atacado por una serpiente pitón.

Todo sucedió en el patio de la casa de la familia Van Schouwen, ubicada en la zona urbana de Sunshine Coast, en el estado de Queensland en Australia.

Mientras el pequeño canino de dos meses de edad estaba en el patio descansando, fue atacado por una serpiente pitón que empezó a envolverlo con su cuerpo.

Al escuchar el aullido de Jasper, Michelle salió hacia el patio en su búsqueda y al notar que estaba siendo atacado por una serpiente, trató de salvarlo.

Con la única arma que tenía a la mano, un rollo de papel navideño golpeó a la serpiente, pero sin tener efecto alguno sobre el reptil se vio obligada a usar sus manos para separar a los animales y salvar a su cachorrito.

Tomando a la serpiente y dándole varias vueltas logró soltar a su mascota y ponerla a salvo.

Las imágenes del angustioso momento quedaron grabadas en una cámara de seguridad de la residencia de los Van Shouwen y luego compartidas en redes sociales.