Tabitha, se encontraba en coma luego de sufrir una fractura de cráneo, además de tener su cerebro hinchado y sangrando tras caer de un caballo en un paseo que realizó con su madre en una granja de Estados Unidos. Su esposo y sus cuatro hijos estaban aterrados con su estado de salud.

Por lo anterior, el neurocirujano que trató a la mujer en coma notó que su cerebro se estaba hinchando muy rápido, por lo que se le debía quitar una parte del cráneo o moriría, cirugía a la que sobrevivió. Sin embargo, el médico advirtió a su familia que ella podía quedar con discapacidad mental o física luego del procedimiento.

Lo más visto: Conmoción por el suicidio de joven abandonado dos veces por sus padres en China

“Mi mayor temor era que ella no me reconocería ni a mí ni a nuestros hijos (…) solo quería que supiera quiénes éramos”, afirmó Jacob, el esposo de Tabitha.

Pero todo salió mejor de lo que se pronosticaba. Los médicos notaron una recuperación sorprendente, hasta el punto de quitarle la ventilación mecánica e incluso ver como habló por primera vez tras el accidente, y reconocer a sus amigos y familiares.

“No dejes que me vuelvan a hacer eso: dijo Tabitha a su esposo”, recordó su madre, Kim.

Vea también: Investigación alerta y advierte por qué sería tan “dañino” dormir con la mascota

“No sé qué voy a hacer si me preguntan una vez más quién es alguien, sé quiénes son todos”, afirmó Tabitha.

Finalmente, en pocos días pudo regresar a casa, casi recuperada, caminando y manteniendo conversaciones completas.

“Es realmente gratificante para nosotros, cuando vemos cosas así, porque no sucede todos los días (…) Creo que tuvo una recuperación milagrosa”, afirmó el doctor Arun Jacob.