En los últimos días se conoció el caso de una mujer que preparaba masa de empanadas para vender. Trabajaba en su casa y murió ahorcada por un accidente con la máquina que usaba para procesar los alimentos.

Marcelina Rivera tenía puesta una bufanda en el momento en que trabajaba en su vivienda, en Argentina. Cuando encendió la máquina de amasar industrial esta se le enredó y empezó a aprisionarle el cuello hasta que dejó de respirar.

En contexto: Filtran un borrador del Supremo que ilegalizaría el aborto en EE.UU

Al parecer, nadie pudo ayudarle a la mujer de 67 años a desenredarse, pues trabajaba sola en ese momento en su emprendimiento.

Un vecino posteriormente se dio cuenta de que la puerta estaba entreabierta y sintió curiosidad. Al ingresar, observó la dolorosa escena y llamó a las autoridades, que constataron finalmente una muerte por asfixia.