Cuando celebraba la fiesta ortodoxa de la Epifanía, una abogada rusa, de 40 años, desapareció después de haber sido arrastrada por la corriente del río Oredezh.

La mujer estaba acompañada de su esposo y sus dos hijos cuando llevó a cabo el ritual, que consiste en sumergirse en las heladas aguas tras ser bendecido dado que tendría propiedades curativas.

Conozca más: (Video) Nuevo caso de intolerancia: ciclista señalado de apuñalar a un conductor del SITP

En el video se observa cuando su marido se lanza al agua para intentar sacarla de manera infructuosa ante la mirada de sus dos hijos.

Alexander Zuyev, jefe del servicio de rescate de emergencia VOSVOD, criticó la colocación del agujero de hielo en un punto donde el río tenía una fuerte corriente. “La mujer se zambulló en un lugar donde no hay rescatistas o iluminación adecuada en un agujero de hielo inadecuado. Es uno de los ríos más peligrosos de la región de Leningrado y la gente se ahoga en el todos los años, incluso en verano”, dijo Zuyev.