Una mujer de Florida (EE. UU.) de 55 años de edad trató de estrangular y mordió en el cuello hasta hacer sangrar a un conductor de Uber, el cual se salvó de la furia de la pasajera gracias a las personas que presenciaron la escena cuando pudo detener el vehículo.

 Le puede interesar: 120 militares colombianos que llegaron de Egipto resultaron positivos por COVID-19

Uno de esos testigos incluso grabó con su teléfono parte de la agresión, según el canal local WFLA.

Publicidad

La Policía del condado Pinellas, en la costa oeste de Florida (sur de EE. UU.), detuvo el pasado domingo en la ciudad de St. Petersburg a Michele Stilwell, quien, según los medios, quedó ese mismo día en libertad previo al pago de una fianza de 15.000 dólares.

Los testigos dijeron haber visto a Stilwell apretando la garganta del conductor, cuya identidad no ha sido revelada, con el vehículo en marcha.

Lo más visto: La misteriosa muerte de Gina y su bebé recién nacida en el hospital de Kennedy

El hombre, al que la aplicación de Uber captó diciendo “no puedo respirar”, logró detener su vehículo en medio de la agresión y en un momento trató de llamar al teléfono de emergencia, pero presuntamente Stilwell le arrebató el celular de un manotazo antes que pudiera hacerlo.

Antes de eso, Stilwell, que se había pasado a la parte delantera del vehículo, presuntamente mordió en el cuello e hizo sangrar al conductor, al que además arañó en el pecho.

Conozca más: Aprueban regulación del uso de la hoja de coca en primer debate del Senado

Los testigos de la agresión intervinieron y lograron reducir a la mujer y llamar a la Policía.

Stilwell, que se cree que había tomado alcohol, fue acusada de agresión agravada y manipulación de testigos, según informó la Oficina del Alguacil del condado Pinellas.

Vea también: Por COVID-19, delincuencia, terrorismo y secuestro, EE. UU. recomienda no viajar a Colombia