Luego de que se conociera la muerte de Isiah Murrietta-Golding de 16 años, quien fue abatido mientras huía de oficiales que intentaban capturarlo en el 2017, su madre fue detenida por utilizar el dinero de la indemnización por la muerte del joven comprar armas para su otro hijo y sus pandilleros.

Christina López, de 42 años, recibió 4,9 millones de dólares en abril del 2021 y habría utilizado parte de este dinero para comprar armas para que su hijo de 14 años las distribuyera a su pandilla.

 

Quizás le interese: Detienen a ingeniero y a su esposa acusados de vender secretos de submarinos nucleares de EE. UU.

 

López fue una de las 14 personas arrestadas en una investigación sobre un grupo criminal, cuyos miembros supuestamente estuvieron involucrados en un tiroteo fatal, que tuvo lugar en julio de este año.

Los cargos a los que se enfrenta la mujer incluyen conspiración para entregar armas de fuego a un menor en beneficio de una pandilla callejera y poner en peligro a un menor.

Se espera que el próximo martes López sea presentada ante la Corte de Estados Unidos.