El primer ministro británico, Boris Johnson, desató una gran polémica en Reino Unido por cuenta de unas declaraciones que entregó este miércoles, refiriéndose a la inclusión en el deporte.

No creo que los hombres biológicos deban competir en eventos deportivos femeninos. Y tal vez eso sea algo controvertido… pero me parece sensato, dijo Johnson durante una visita a un hospital en Welwyn Garden City, Hertfordshire, este miércoles, según informó la agencia de noticias PA.

Johnson entregó su postura en el marco de la controvertida decisión del gobierno británico en no incluir a las personas transgénero en la prohibición de la llamada ‘terapia de conversión’.

También puedes leer: Estados Unidos sanciona a las dos hijas adultas de Vladimir Putin

“Y también pienso que las mujeres deberían tener espacios, ya sea en hospitales o cárceles o vestuarios o donde sea, que estén dedicados a las mujeres. Hasta ahí ha llegado mi pensamiento sobre este tema. Si eso me pone en conflicto con algunos otros, entonces tenemos que resolverlo todos, dijo Johnson sin rodeos, según PA.

El primer ministro también explicó que, con su declaración, no deslegitima a aquellas personas que quieran cambiar de género.

 “Es vital que le demos a la gente el máximo amor y apoyo posible para tomar esas decisiones.(…) Estos son temas complejos y no creo que puedan resolverse con una ley rápida y sencilla. Se necesita pensar mucho para hacer esto bien, resaltó