El mundo debe prepararse porque el COVID-19 “se quedará entre nosotros” largo tiempo, advirtió este viernes la jefa de la agencia sanitaria europea, mientras que el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguraba que todas las hipótesis siguen abiertas sobre su origen.

Andrea Ammon, directora del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) dijo que “ahora parece más probable que se quede” a que desaparezca.

“Parece que se ha adaptado muy bien a los humanos. Así que debemos prepararnos para que se quede entre nosotros” el COVID-19, agregó.

“No sería el primer virus en quedarse con nosotros para siempre, por lo que no es una característica inusual para un virus”, señaló la responsable de la agencia con sede en Estocolmo.

Vea también: El perdón de la Policía a un habitante de calle que agredieron en Cali

Si bien las vacunas reducen drásticamente el riesgo de contraer COVID-19, los científicos todavía no saben si también previenen la transmisión del virus.

Las variantes, sobre todo sudafricanas y brasileñas, complican la situación, ya que se sospecha que pueden disminuir la eficacia de la vacuna.

“La pregunta es qué significa esto para la eficacia de la vacuna”, destacó Ammon, señalando el ejemplo de la gripe estacional a las que las vacunas se adaptan cada año.

“Es posible que ocurra lo mismo, o que en algún momento (el virus) se estabilice y podamos utilizar una vacuna durante un largo período”, precisó.