Ariel Sharon, uno de los fundadores del Estado de Israel y el líder de sus políticas más duras en el Medio Oriente, murió hoy a los 85 años.

Luego de un derrame cerebral que lo llevó a permanecer durante ocho años en coma, murió en el hospital de Tel Hashomer, en Tel Aviv, el ex primer Ministro de Israel, Ariel Sharon a los 85 años de edad.

Sharon fue el líder de la línea dura en la política de Israel. Ocupó los ministerios de Industria, Exteriores, vivienda y Defensa. Fue clave en las estrategias de Israel en las guerras entre ellas la de Egipto y Siria en 1973, que se denominó la de Yom Kipur, también la de los 6 días en 1967. Fue un defensor de la expansión de los asentamientos judíos en los territorios ocupados a Palestina, llevó las riendas del partido conservador Likud y se las entregó a su contradictor Benjamín Netanyahu, cuando fundó el partido centrista, Kadima.

Pero toda esa carrera aplaudida por muchos también tuvo su punto negro cuando en 1982, cuando Sharon era Ministro de Defensa, se llevó a cabo la invasión al Líbano, donde se produjeron las matanzas de Sabra y Chatila, donde 350 palestinos murieron. Por estos hechos una comisión investigó a Ariel Sharon y lo consideró responsable por esas muertes y fue apartado de su cargo.

Fue primer ministro de Israel desde el 2001 hasta el 2006. Su salud se empezó a deteriorar cuando sus problemas de sobrepeso, colesterol e hipertensión le ocasionaron un infarto. Luego vino el derrame cerebral y sus graves fallos renales y una infección sanguínea, su última intervención quirúrgica fue hace un mes. Pero su salud se deterioró aún más y falleció.

La familia de Ariel Sharon, ha dicho que murió cuando él quiso y cumplirán su última voluntad: será sepultado en una colina en la granja Shikmi, al sur de Israel, al lado de su esposa. Además recibirá un funeral de estado que lo presidirá su amigo, pero contradictor ideológico, el presidente de Israel Simon Peres.