La ballena beluga rescatada esta madrugada en el río Sena (Francia) por un equipo de 80 especialistas ha tenido que ser sacrificada mientras era trasladada al mar debido a la “degradación de su estado de salud”, informaron las autoridades.

“El sufrimiento de este animal era evidente”, declaró la veterinaria de los bomberos del Essone Florence Ollivet-Courtois en un mensaje distribuido por la Prefectura de Calvados.

Lea más: Coronel en retiro de la Policía fue capturado con fines de extradición por tener nexos con ‘narcos’

Ollivet-Courtois mencionó que “las dificultades de respiración” de la beluga se habían agravado hasta tal punto que se tuvo que proceder a una técnica de eutanasia para no prolongar más su sufrimiento.

El animal, acostumbrado a vivir en las frías y saladas aguas canadienses, había acabado de manera fortuita en el Sena, a unos 70 kilómetros al noroeste de París, e iba a ser trasladado a Ouistreham, en la costa normanda, donde iba a permanecer tres días en un estanque de agua marina antes de ser liberado en alta mar.

Vea más: Hidroituango: exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos se declara inocente

Más tarde, en una conferencia de prensa organizada en el puerto de Ouistreham, Ollivet-Courtois desveló que el cetáceo había llegado al Sena ya enfermo, lo que había mermado su capacidad muscular y de respiración, al tiempo que recordó que no iba a sobrevivir en las calientes y contaminadas aguas del Sena.

De hecho, según la veterinaria, la beluga nunca llegó a alimentarse en las aguas del Sena.

Quizás le interese: Contraloría logra indemnización por colapso del puente Chirajara

“Su condición muscular era insuficiente” para que sobreviviese en el mar, explicó. Mientras recorría los 160 kilómetros que le separaban de la costa, el animal estuvo todo el rato acompañado por dos veterinarios dentro del camión frigorífico que le transportaba.

La ONG en favor de la naturaleza Sea Shepherd lamentó en las redes la muerte del cetáceo: “Con el corazón en un puño, anunciamos que la beluga no ha sobrevivido a un desplazamiento arriesgado, aunque indispensable para dar una oportunidad a un animal ya condenado“.

Podría leer: 17 migrantes venezolanos fueron salvaguardados por la Armada en San Andrés

Guillaume Lericolais, subprefecto de Calvados, constató el esfuerzo hecho para salvar al animal -casi un centenar de efectivos implicados y varias horas para la espectacular operación de rescate-, aunque “desgraciadamente” no haya sido posible.

El animal, un macho que pese a sus 800 kilos estaba más delgado de lo que corresponde a un cetáceo de estas características, había sido bloqueado en una zona del río Sena mediante esclusas el pasado jueves y extraído esta madrugada del agua con una red levantada por una grúa, un momento muy estresante para el animal, según las autoridades.

Lea también: CUT pide al Gobierno una mesa de concertación para la ampliación de la planta de personal

Los trabajos de rescate han costado varios miles de euros, que contaron con la aportación de numerosas donaciones de ciudadanos para la operación, como el camión o la paja que irá en su interior, que ofrecieron varios vecinos.

El pasado mes de mayo, una orca entró en el Sena donde estuvo varios días, pero murió de cansancio y falta de alimentación antes de que pudiera ser rescatada.

Los especialistas barajan varias opciones para explicar estos fenómenos, como un exceso de contaminación sonora que los desorienta o que se pierden por las modificaciones en las corrientes marinas debido al calentamiento global.