Un caso de abuso sexual fue evidenciado a través de una clase virtual. Una niña de siete años fue víctima de un hombre en Chicago, Estados Unidos, ante la mirada atónita de sus compañeros y su profesora.

Aparentemente, el sujeto era primo de la niña y no se percató que la cámara estaba encendida cuando empezó a agredirla.

Según informa The Chicago Tribune, los hechos ocurrieron el pasado jueves 15 de octubre en el barrio de West Chesterfield.

La menor de edad se encontraba en un descanso de su lección de primer grado, cuando su maestra se dio cuenta que un hombre estaba forzándola sexualmente frente a la cámara. Allí, ella pidió desesperadamente a los estudiantes que se desconectaran.

Con las autoridades escolares y del Servicio de Protección Infantil de Chicago localizaron a la niña y arrestaron al presunto atacante, quien fue identificado como Catrell A. Walls.

El joven de 18 años habría cometido diferentes abusos y en repetidas ocasiones con la menor, a quien le decía que lo sucedido era «un secreto». Además, Walls está acusado de un delito grave de agresión sexual contra una víctima de 13 años, dijo la Policía de Chicago.