Eli, un niño de 7 años salvó la vida de su hermanita de 22 meses cuando entró a su habitación por una ventana para rescatarla en medio de un incendio que destruyó la casa de su familia.

Era una noche normal en la casa de los Davidson en New Tazewell, Tennessee (EE. UU.), el 08 de diciembre. Chris y Nicole Davidson dieron de comer a sus tres hijos, los metieron en la cama y se durmieron hacia las 8:30 de la noche.

Nicole Davidson horas después, la despertó el olor a humo. En cuestión de minutos, la casa de la familia se incendió y Erin Davidson (la bebé de la casa) quedó atrapada en su habitación.

Erin Davidson estaba en su cuna en el momento del incendio, mientras que la pareja pudo agarrar a su hijo Elijah y Eli de 2 años, quien fue acogido por la familia durante casi un año, la habitación de la infante estaba rodeada de fuego.

El humo y el fuego eran tan espesos que ‘’no había forma de que pudieran llegar hasta ella’’, indicó Chris Davidson a CNN.

‘’Salimos para llegar a ella desde la ventana, pero no había nada en lo que pudiera pararme para alcanzar allí. Así que recogí a Eli, quien entró por la ventana y pudo agarrarla de su cuna’’.

Según su padre no podrían estar más orgullosos de Eli, ‘’hizo algo que un hombre adulto no haría y lo hizo justo a tiempo’’.

Cuando llegaron 20 bomberos al lugar, la casa ya estaba envuelta en llamas. Al día siguiente, ‘’no quedaba nada’’, aseguró a CNN el jefe de bomberos de New Tazewell, Josh Miracle.

‘’Pensé que no podía hacerlo, pero luego dije: ‘La tengo, papá. Tenía miedo pero no quería que mi hermana muriera’’, explicó Eli a CNN.

El incendio destruyó totalmente la casa de Davidson. La familia ha criado a 34 niños, incluido Eli, y han adoptado a otros dos: Erin y Elijah. Tanto Nicole como Chris Davidson también son exbomberos.