Un niño murió el pasado 11 de septiembre tras ir de visita a un parque acuático en Arlington, Texas, en Estados Unidos, al parecer, luego de infectarse con una ameba mortal o llamada ‘comecerebros’.

Las autoridades informaron que el menor fue hospitalizado con meningoencefalitis amebiana primaria (PAM) el pasado 5 de septiembre, una enfermedad mortal que afecta al cerebro.

Por lo anterior, la ciudad cerró la piscina baja del parque donde ocurrió el caso y también en todos los parques acuáticos por el resto del año como medida de precaución.

 

Le puede interesar: Video: El rescate fallido de un profesor fitness a una colega en el mar; ambos murieron

 

Luego de enviar una muestra del agua de la piscina del parque acuático a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se confirmó la presencia de la ameba “Naegleria fowleri” o ‘‘comecerebros’.

Por su parte, las autoridades locales afirmaron que todos los parques acuáticos aprobaron la revisión anual antes de abrir durante el verano, sin embargo, el hallazgo de la ameba ‘comecerebros’ da indicios que hubo deficiencias en las pruebas de la calidad del agua.

Así pues, las pruebas debían verificar el cloro, un desinfectante que se usa para evitar que organismos dañinos como el “Naegleria fowleri”, viva en el agua.

 

Vea también: (Video) Un muerto en medio de un intento de asalto a un banco de Cali

 

¿Qué es la meningoencefalitis amebiana primaria (PAM)?

La PAM es una infección rara y a menudo mortal causada por la ameba “Naegleria fowleri”. El parasito, conocido como ameba ‘comecerebros’, infecta a las personas cuando agua contaminada ingresa por la nariz, viajando hacia el cerebro y causando PAM.

“La infección generalmente ocurre cuando las personas van a nadar o bucear en lugares cálidos de agua dulce, como lagos y ríos. En casos muy raros, las infecciones por Naegleria también pueden ocurrir cuando el agua contaminada de otras fuentes (como el agua de una piscina con cloro inadecuado o calentada y agua del grifo contaminada) ingresa por la nariz”, afirman los CDC.