El padre de un niño de nueve años que falleció en un tiroteo en California la semana pasada, confirmó que el pequeño “recibió las balas” para salvar la vida de su madre.

Su nombre era Matthew Farias, el más joven de cuatro personas asesinadas a tiros en un suburbio de Los Ángeles el miércoles pasado, muriendo en los brazos de Blanca Tamayo, su madre, quien resultó gravemente herida.

¿Lo vio? 👉 (Video) Comerciante víctima de hurto no dejó escapar a un ladrón y le disparó por la espalda en Brasil

“Mi ángel, salvó a su madre de morir (…) él tomó las balas por ella”, le dijo Rafael Farias, padre del menor, a USA Today

Tamayo fue la única sobreviviente del ataque en su lugar de trabajo, el corredor de casas móviles Unified Homes en Orange.

La policía aún no ha revelado un motivo y Farias dijo que su familia no tiene vínculos con el sospechoso.

“La gente inocente no merecía morir. Estoy aquí con mi dolor… Él era mi único hijo, mi vida”, expresó entre lágrimas.

Publicidad

El asesino conocía a las víctimas

Las autoridades aseguraron que el hombre que abrió fuego y mató el miércoles a cuatro personas, entre ellas un niño, conocía a las víctimas y premeditó su ataque.

El tiroteo perpetrado en un edificio de oficinas en la ciudad de Orange, al sur de Los Ángeles, ocurrió después de dos ataques similares recientes, que han dejado 18 muertos en  EE. UU. y han avivado el debate sobre el control de armas en el país.

Le puede interesar 👉 Policía aclara verdadera historia de video viral donde una mujer se levanta la blusa ante uniformados

“Este no fue un acto de violencia al azar”, dijo la teniente de policía Jennifer Amat en una conferencia de prensa.

“Se cree que el motivo preliminar está relacionado con una relación comercial y personal, que existía entre el sospechoso y todas las víctimas; y parece que todos los adultos estaban conectados por negocios o por una relación personal”, añadió.

El sospechoso, identificado como Aminadab Gaxiola González, de 44 años, había cerrado las puertas de acceso al edificio con candados para bicicletas, lo que retrasó la entrada de la policía al sitio.

El criminal se enfrenta a delitos de homicidio e intento de homicidio, y su lectura de cargos se aplazó porque permaneció inconsciente e incapaz de hablar desde el tiroteo.

Luego entérese 👉 Hombre asesinó con un hacha a su pareja y a su hijo de 15 meses en Antioquia

Las otras víctimas fueron identificadas como el propietario de Unified Homes, Luis Tovar, de 50 años, su hija Genevieve Raygoza, de 28, y la empleada Leticia Solis Guzman, de 58 años.

En el lugar se recuperaron una pistola semiautomática y una mochila que contenía gas pimienta, esposas y municiones que se cree pertenecían al atacante.