Sam Bankman-Fried se ha convertido, a sus 30 años de edad, en uno de los empresarios más jóvenes y millonarios del mundo inmerso en el mundo de las criptomonedas.

Bankman-Fried fue el fundador de FTX Trading Limited, la tercera plataforma de mercado de ‘exchange’ de mayor importancia en el mundo. No obstante, el joven empresario tiene la vida de un trabajador normal: maneja un Toyota Corolla y “duerme al lado de su escritorio”.

El dotado matemático decidió sumergirse en el mercado de los activos digitales para “explotar su potencial de filosofía altruista”, y ganar lo que fuera posible para, a posteriori, donarlo.

De acuerdo con lo que documenta la agencia Bloomberg, Sam está dichoso de vivir la vida de “un estudiante universitario” y, según Forbes, la fortuna del joven empresario está tasada en $26.500 millones de dólares (aprox. 100 billones de pesos).

También puedes leer: Hombre asesinó a su esposa mientras acompañaba a su hijo a clases de natación

“No quiero un yate”

Bloomberg recolectó, en una entrevista que le realizó a Bankman-Fried, que el plan del joven es quedarse con tan solo el 1% de sus ganancias anuales (aprox. $260.000 dólares) o, como mínimo, unos 100 mil dólares al año.

“Rápidamente te quedas sin formas realmente efectivas de hacerte más feliz gastando dinero”, aseguró Bankman-Fried en la entrevista. “No quiero un yate”, añadió Sam, afirmando que su modelo de vida no se trata de lujos.

Sam, que es egresado del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachussets, dice que empezó a seguir el modelo de vida autónomo de ‘altruismo efectivo’ desde 2012.

Bajo esta premisa, Sam trabajó en Wall-Street tres años después de culminar su pregrado y, mensualmente, donaba el 50% de su salario, cuyo destino iba a fundaciones de protección de animales.

En adición, después de que Rusia invadiera Ucrania, Sam señaló que su ‘exchange’ donó dinero en efectivo a todos sus usuarios en Ucrania. Además, el fundador de FTX dijo que donó personalmente $250.000 dólares en la criptomoneda Tether, al país hoy invadido.