El Nobel de Medicina reconoció los estudios para desarrollar la inmunoterapia contra el cáncer del estadounidense James P. Allison y el japonés Tasuku Honjo, que han establecido nuevos principios en la lucha contra esa enfermedad.

“Su trabajo ha revolucionado el tratamiento contra el cáncer de pulmón o el melanoma y varios tipos en fase metastásica, cambiando de manera fundamental la forma de combatir ese mal”, señaló en su fallo la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo.

Allison y Honjo demostraron, a partir de diferentes estrategias, cómo el sistema inmunitario puede usarse para luchar contra el cáncer, una idea que ya se empezó a discutir a finales del siglo XIX y principios del XX y ha originado investigaciones durante años, aunque sin que resultasen en nuevas estrategias terapéuticas.

Hasta ahora, había tres pilares en el tratamiento contra el cáncer: quitarlo con cirugía, eliminarlo con radiación (radioterapia) o atacarlo con medicamentos que dañan las células cancerígenas.

Sin embargo, el descubrimiento de los nuevos laureados ha añadido un nuevo pilar en las terapias contra el cáncer, pues presentan un principio completamente nuevo y además funciona en diferentes tipos de tumores.

La ronda de ganadores de los Nobel continuará mañana con el de Física y en los próximos días seguirán, por este orden, los de Química, de la Paz y Economía.

El Nobel de Literatura de este año ha sido aplazado a 2019, cuando se entregarán dos galardones, por el escándalo sexual y de filtraciones que afecta a la Academia Sueca, la institución que lo otorga cada año.