Bajo el lema “nos das tu riñón y te regalamos un IPhone”, una clínica de Laos está siendo fuertemente cuestionada por incentivar la venta de órganos bajo una polémica estrategia.

El centro de cirugía estética Nith Beauty Center, ubicado en el país del sudeste asiático, compartió en sus redes oficiales una fotografía en la que se ven a tres jóvenes; cada uno sostiene un IPhone con una mano y levanta su prenda superior con la otra, mostrando una cicatriz de la cirugía de extracción de órganos practicada.

La imagen que le da la vuelta al mundo, activó las alarmas de los entes sanitarios: uno de los primeros que se pronunció fue la Cruz Roja de Tailandia, la cual sostuvo que era inapropiado sugerir este intercambio por órganos humanos, declaración que suscribió Sophon Mekthon, director general del centro de donación de la entidad.

“No hay comercio de órganos. Eso está prohibido. Es inapropiado sugerir vender órganos, especialmente para obtener dinero para comprar un iPhone. Es moralmente incorrecto y poco ético”, dijo el especialista en salud tailandés.

También puedes leer: Carlos III nuevamente genera polémica en redes sociales, lo acusan de “racista”

¿Una práctica de vieja usanza?

Según medios asiáticos, durante varios años en Tailandia se ha discutido la idea en que acceder a artículos de lujo a cambio de una cirugía estética de la extirpación de un riñón representa una práctica rentable, ya que los expertos advierten que, por un riñón, se puede llegar a pagar hasta 30 mil dólares en mercado negro.

El especialista Mekhton advirtió sobre los riesgos, incluso penales, que contrae esta arriesgada práctica. El tráfico de órganos en Tailandia es concurrido y se considera al país como una “base de operaciones y de tránsito” por organizaciones criminales especializadas.

La ley tailandesa prohíbe la donación a menos de que se haga entre familiares y con carácter altruista, pero varios casos rumoran la existencia de redes delictivas que se prestan para estas actividades, las cuales aprovechan las necesidades inducidas por la pandemia del Covid-19 que acrecientan la demanda de órganos, según recopila Asia News en un informe.