El Gobierno de Estados Unidos anunció este lunes que permitirá a partir de comienzos de noviembre la entrada en el país de los viajeros internacionales, incluidos los de la Unión Europea (UE), el Reino Unido, China y Brasil, que tengan vacunación completa.

Los viajeros deben mostrar prueba de vacunación y un test negativo realizado tres días antes del viaje, indicó Jeff Zients, jefe del equipo de respuesta contra la COVID-19 de la Casa Blanca en conferencia de prensa virtual.

 

Le puede interesar: Bogotá presentará cierres y bloqueos en el norte por obras en la calle 72

 

“Este nuevo sistema de viaje internacional sigue las recomendaciones de la ciencia, para mantener los vuelos aéreos internacionales a EE. UU. seguros, al requerir los extranjeros estar completamente vacunados para volar a EE. UU. e implementa adicionales y estrictos protocolos de seguridad”, remarcó Zients.

Estas restricciones de viaje, aplicadas inicialmente por el expresidente Donald Trump (2017-2021), estaban en vigor desde el inicio de la pandemia en 2020 y habían sido mantenidas por el actual mandatario, Joe Biden, quien llegó a la Casa Blanca en enero de este año.

Los viajeros internacionales completamente vacunados no deberán cumplir cuarentena una vez llegan a territorio estadounidense, pero sí deberán facilitar datos de contacto para facilitar el rastreo en caso de contagio.

 

Vea también: MinJusticia pide vigilancia a las ‘ías’ del proceso para contratar la alimentación en las cárceles

 

Zients subrayó, no obstante, que para los estadounidenses no vacunados deberán presentar un test negativo un día antes de su salida, y volver a someterse a la prueba una vez en Estados Unidos.

Las prolongadas restricciones de viaje del Gobierno estadounidense generaron críticas de los socios europeos, donde el porcentaje de vacunación es bastante mayor que el existente en EE. UU.