Una toma de rehenes en una tienda judía y el cerco policial a dos posibles sospechosos del ataque al semanario Charlie Hebdo tienen en vilo a los parisinos. Estos dos nuevos casos de violencia en la capital francesa se presentaron este viernes 9 de enero.

Por otra parte, el ministro del Interior de Francia, Bernard Cazenueve, informó que el cierre de la estación del Metro por alerta de un atentado terrorista y el  tiroteo en la plaza del Trocadero se trató de una falsa alarma.

Sospechosos del ataque a Charlie Hebdo cercado por la Policía

En la localidad francesa de Dammartin-en-Goële, a poco más de 40 kilómetros de París, permanecen atrincherados dos sujetos señalados de ser los terroristas que atacaron el miércoles 7 de enero la redacción del semanario Charlie Hebdo.

Según el diario español El País, las autoridades francesas identificaron a los sospechosos como los hermanos Chérif y Said Kouachi, quienes al parecer se encuentran en una imprenta.

Según los medios de comunicación franceses, los hermanos Kouachi tienen al menos una persona como rehén y están fuertemente armados. Además, a las nueve de la mañana, hora francesa, se presentó un intenso cruce de disparos entre las autoridades y los presuntos sospechosos de la masacre de 12 personas en París.

El ministro del Interior, ha confirmado que «hay una operación en marcha» para «neutralizar a los responsables» del ataque.

Ataque a tienda judía en París

Por otra parte, en la capital francesa, un hombre fuertemente armado irrumpió en una tienda de víveres judía y tomó como rehenes a al menos seis personas, aseguraron medios de comunicación galos.

Las autoridades de ese país señalan al sujeto como el responsable de la muerte de una policía el pasado 8 de enero en la localidad de Montruoge y de dos de los rehenes que tiene en su poder, estos aún sin confirmar oficialmente.

De igual forma, la Policía sospecha que este sujeto pueda tener nexos con los atacantes al semanario francés Charlie Hebdo.