Nueva York, el mayor foco de coronavirus en Estados Unidos, ha registrado hasta este lunes 66.497 contagios de COVID-19 y 1.218 muertes, anunció el gobernador Andrew Cuomo en una rueda de prensa en un hospital de campaña con 2.500 camas que comenzará a operar hoy.

El gobernador señaló que en las últimas horas ha habido 1.014 nuevas hospitalizaciones, elevando el número de pacientes en centros médicos a 9.500, de los cuales, 2.000 se encuentran en cuidados intensivos, lo que supone 315 más que ayer.

Cuomo también destacó que un total de 4.000 personas han sido dadas de alta.

El país, principal foco de la enfermedad a nivel mundial, ha registrado cerca de 150.000 casos de COVID-19, con Nueva York a la cabeza, seguido de Nueva Jersey con 13.386 casos, California con 6.266 y Michigan con 5.472.

El gobernador también advirtió de que el precio de los respiradores ha subido desde los 20.000 dólares la unidad, antes de la crisis, hasta los 50.000 dólares, a lo que está contribuyendo, según reprochó, el hecho de que todos los estados, los hospitales y la administración federal están intentando comprar los mismos aparatos de los mismos proveedores.

Asimismo, resaltó la importancia de acumular suministros para cuando llegue el pico de contagiados por COVID-19, para «prepararse para la batalla».

Publicidad

«Si esperas a que la tormenta golpee es muy tarde, hay que prepararse antes de que golpee y, en este caso, la tormenta será cuando se produzca el pico de contagios», dijo.