El hecho ocurrió el pasado 5 de octubre en la ciudad de Jixi en la provincia de Heilongjiang, China, cuando una familia decidió preparar un plato tradicional llamado Suantangzi, el cual lleva como principal ingrediente fideos fermentados de arroz o de maíz.

Pero lo que la familia en China no tuvo en cuenta es que los fideos llevaban más de un año congelados, lo que les provocó una grave intoxicación por una toxina respiratoria conocida como ácido bongkrek, lo que finalmente llevo a que los nueve integrantes de la familia murieran días después.

Vea también: A la cárcel hombre que habría abusado sexualmente de su propia hija por tres años

La intoxicación con este acido es letal, y tras ingerir alimentos que lo contengan, la muerte se puede presentar en 24 horas.

De acuerdo a la información preliminar, tres menores se habrían salvado, ya que no aceptaron tomar la sopa de fideos tras percatarse del extraño sabor que tenía.

Publicidad

«Puede causar graves daños a muchos órganos, incluidos el hígado, los riñones, el corazón y el cerebro (…) Actualmente, no existe un antídoto específico”, afirmó Gao Fei, director de Seguridad Alimentaria del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Heilongjiang, China.

Por otro lado, según información de las autoridades de Indonesia cada año se presentan 288 intoxicaciones y 34 muertes atribuidas al ácido de bongkrek.