El presidente Barack Obama solicitó al Congreso más de 1.800 millones de dólares en fondos de emergencia para combatir al virus del Zika en Estados Unidos.

«La buena noticia es que esto no es como el ébola, la gente no muere por el Zika. Muchas personas lo tienen y ni siquiera saben que lo tienen», afirmó el mandatario estadounidense.

Obama presentará un pedido formal al Congreso por esos recursos para «fortalecer nuestros esfuerzos de preparación y respuesta al virus Zika, tanto en el ámbito doméstico como internacional», indicó el presidente.

Gran parte de los fondos serán utilizados en Estados Unidos en pruebas, vigilancia y respuesta en las áreas afectadas, y en la investigación de una vacuna para combatir la enfermedad, mientras que otra parte será destinada a apoyar a los países que ya están enfrentando el brote del virus.

Publicidad

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan a las mujeres embarazadas que hayan viajado a alguna de las zonas afectadas por el Zika que se sometan a pruebas de detección del virus durante el periodo de dos a doce semanas posteriores a su regreso a Estados Unidos, incluso cuando no presenten síntomas.